Montas mucho en bicicleta, mariquita.

Montar en bicicleta es un acto saludable y ecológico que está cada día más y más de moda. Desde hace unos años, la aparición de los carriles bici y la conciencia de la gente de evitar coger el coche si no es necesario, han popularizado enormemente esta práctica. Sin embargo, a veces las cosas no son tan buenas como parece, y es que un reciente estudio ha demostrado que montar en bicicleta perjudica la salud sexual de mujeres y hombres.
El sillín de la bicicleta está diseñado de tal manera que tiende a presionar la zona del perineo (la zona que se encuentra entre el ano y el órgano sexual), donde se encuentran importantes nervios y vasos sanguíneos necesarios para el correcto funcionamiento de los órganos sexuales. Parece que el problema es más evidente en las mujeres, donde la práctica de ciclismo habitualmente acaba provocando adormecimiento y pérdida de sensibilidad, pero también se ha descubierto que en hombres disminuye en gran medida la calidad del esperma y el número de espermatozoides presentes en él. 

El principal factor parece ser el manillar, siendo mucho más recomendable un manillar alto, ya que los manillares bajos requieren de una posición que presiona más el perineo acrecentando los riesgos sobre la salud sexual. Parece pues, que vamos a tener que replantearnos seriamente la forma de los sillines de bicicleta, al menos si queremos dar un alegre paseo y también disfrutar de buen sexo.

Fuente | Muy interesante

0 comentarios:

Publicar un comentario