Viajar en el tiempo: ¿Es posible?

Si ayer hablábamos de teletransportarnos para viajar de un sitio a otro, hoy vamos a tratar otra de las maneras más inverosímiles de viajar, los viajes en el tiempo. Una vez más, la ficción se convierte en objeto de estudio para la ciencia y si bien, la cosa aquí no está tan avanzada como con la teletransportación, parece que si que hay alguna posibilidad de realizar viajes en el tiempo, pero con algunas matizaciones.

A día de hoy, existen multitud de teorías que servirían para construir una máquina del tiempo (evidentemente, aún no tenemos la tecnología suficiente para construirlas) y de hecho, estamos casi seguros de que ya existen máquinas del tiempo. Nos son máquinas creadas por el hombre, por supuesto, sino naturales, y se encuentran en el espacio exterior, muy lejos de nosotros. Son los famosos y a la vez no tan famosos agujeros de gusanos, las cuerdas cósmicas de Gott, la curvatura espacial de Alcubierre... Todos estos "cuerpos" (por denominarlos de alguna manera) son capaces de hacer viajar a partículas a través del espacio-tiempo.

Sin embargo, los científicos han descubierto que existen una serie de limitaciones a la hora de viajar en el tiempo, como por ejemplo, que solo es posible viajar al pasado, y solo hasta el momento en que la máquina fue creada, lo que supone que solo se podrá viajar hasta el mismo día en que se creó la primera máquina del tiempo, o sino tendremos que utilizar los que llevan muchos siglos existiendo (citados arriba).

De todos modos, los científicos están prácticamente todos de acuerdo en que nunca llegaremos a realizar viajes en el tiempo a pesar de que estos sí sean posibles, y la prueba de ello es que no conocemos a ningún viajero del espacio, y es lógico pensar que si los viajes en el tiempo se conseguirán en un futuro, algún turista temporal habría venido a hacernos una agradable visita...

0 comentarios:

Publicar un comentario