El aura desde el punto de vista de la ciencia

Seguro que alguna vez habéis conocido a alguna persona que afirma poder ver el aura de las personas. Los que dicen tener este "poder extrasensorial" lo explican como un halo de luz de diversos colores que rodea a todas las personas. Pensaréis que todos son unos farsantes que sacan el dinero a los más ingenuos, pero no es así: sí pueden ver el aura.


Pero no de la forma en la que ellos creen, por supuesto. De hecho, el fenómeno de la "visión del aura" no tiene nada de paranormal o místico, ni los que poseen esta propiedad tienen poderes especiales. Es justamente lo contrario, pues las personas que pueden ver el aura sufren una enfermedad llamada sinestesia.

La sinestesia es un fenómeno provocado por un exceso de conexiones cerebrales de zonas que normalmente no tendrían por qué estar conectadas entre sí. Así por ejemplo, un enfermo de sinestesia con conexiones entre las regiones encargadas del tacto y del gusto, podría "saborear" un objeto con solo tocarlo, pues ambas zonas del cerebro se activarían a la vez.

Existen pues, una infinidad de tipos diferentes de sinestesia, como por ejemplo una que suele afectar a los superdotados con un cociente intelectual altísimo y que hace que asocien a cada número un color distinto. En el caso de las personas que ven el aura, la sinestesia provoca que asocien a cada tipo de rasgo facial o expresión un color determinado. 

En definitiva, podemos decir que el aura no existe más allá de la imaginación de aquellas personas que son capaces de verla, y que no tiene ningún tipo de significado místico más allá de un curioso fenómeno cerebral. Aunque seguro que eso no impedirá que los que creen en ella sigan haciéndolo aún después de leer este artículo...

Fuente | ABC

0 comentarios:

Publicar un comentario