La nueva enfermedad que asola el Ártico

Es el noveno oso polar que se encuentra con los mismos síntomas en menos de una semana: caída del pelo en varias zonas del cuerpo y unas preocupantes úlceras en la piel. Ahora, científicos de todo el mundo tratan de explicar qué es esta nueva enfermedad que se expande rápidamente por el Ártico.


Todo empezó el verano pasado, cuando varios investigadores destinados al Polo Norte empezaron a encontrar numerosos cadáveres de focas y morsas a lo largo del continente helado, todas ellas con una gran pérdida del pelaje y con presencia de úlceras en la piel. El número de muertes se elevó hasta el preocupante número de 60 ejemplares. Lo peor de todo es que, pese a los esfuerzos de los investigadores, nadie supo dar con la causa de estas muertes.

Ahora la enfermedad parece haber dado un nuevo salto a la especie de los osos polares, que han empezado a aparecer con los mismos síntomas. Por suerte aún no ha muerto ningún ejemplar, pero los científicos siguen tratando, de momento sin éxito, de descubrir cuál es esta nueva enfermedad que tan rápido se está expandiendo por el continente. 

Los médicos no descartan ninguna teoría, desde la aparición de una nueva especie de virus hasta una posible secuela del desastre nuclear de Japón. Ahora solo queda desear suerte a los investigadores para que sean capaces de frenar lo más rápidamente posible esta preocupante epidemia. 

Fuente | Vagos

0 comentarios:

Publicar un comentario