Contra el racismo, medicina para el corazón

No creo demasiada gente en el mundo pueda considerar que el racismo sea una enfermedad. No obstante es un gran mal para la sociedad, culpable de muchas de las guerras que se han librado (y de muchas que aún se libran) a lo largo de la historia. Y es que para muchas personas el color de la piel, la religión o la cultura son un motivo más que suficiente para iniciar un conflicto. Pero, ¿y si el racismo se pudiese curar?


El caso es que, al parecer, el racismo sí se puede curar. Eso afirman investigadores de la Universidad de Oxford, que hace unos días anunciaron el hallazgo de un fármaco capaz de minimizar las aptitudes racistas de las personas. El medicamento en cuestión, llamado propranolol, ya se comercializa y actualmente se utiliza a menudo para tratar los casos de hipertensión.

Los investigadores no están muy seguros de cuál es el funcionamiento de este medicamento contra el racismo, aunque sostienen que es muy probable que, al ser un fármaco contra la hipertensión, la disminución de la frecuencia cardíaca disminuyera los comportamientos violentos y agresivos en general. No obstante, no cabe duda de que se trata de un hallazgo muy interesante, que podría suponer el fin de muchos conflictos a lo largo y ancho de nuestro planeta. Y vosotros qué opináis, ¿es el racismo una enfermedad que necesita ser erradicada?

Fuente | ABC

Comentarios

Entradas populares de este blog

Olvida la lavadora y pásate al Sol

Nombre corto: persona de éxito

Lávate los dientes o morirás de cáncer