Es un milagro que alguien se crea esa chorrada...

Por naturaleza, el cerebro tiende a rechazar aquellas ideas que son contrarias a su concepción del mundo real. Si algo no encaja, suele ser rechazado por la comprensión, que lo considera automáticamente un error o una desfachatez. No obstante, hay algunas excepciones, pues el cerebro parece aceptar con más facilidad los hechos insólitos si estos provienen de un "milagro religioso".


Y es que, según un estudio realizado por el instituto de Salud Carlos III, parece que existen algunas ideas que, aunque imposibles, nuestro cerebro ve relativamente más factibles que otras ideas, también inverosímiles. Así, nuestro entendimiento asimila mejor que se mueva una montaña a que un edificio cambie su posición. Los escritos religiosos, conscientemente o no, habrían utilizado estas ideas más "creíbles" para la confección de sus relatos, haciéndolos notablemente más creíbles y facilitando así que los seres humanos creyéramos esas historias. 

El estudio, que aún continúa, no ha conseguido encontrar la razón de que unas ideas sean más creíbles que otras (a pesar de ser todas imposibles en iguales medidas), aunque siguen investigando en estas líneas. Lo único cierto es que tenemos un nuevo mito religioso que se cae, como todos los demás supongo...

Fuente | 20 Minutos

0 comentarios:

Publicar un comentario