El deshielo de los polos "congelará" Europa

Hace un par de semanas, los satélites de la Agencia Espacial Europea descubrieron una enorme masa de agua dulce en el Océano Ártico que está provocando un abombamiento de la superficie marina. Si este fenómeno continúa el agua podría verterse en el Océano Atlántico, provocando un enfriamiento significativo del mar y también de todo el territorio europeo.

Esta masa de agua dulce ha conseguido aumentar el nivel del mar en la zona unos 15 centímetros, y se estima que tiene un volumen de unos 8000 kilómetros cúbicos. Ahora, es el viento el que "decide" el rumbo que esta gigantesca masa de agua tomará, y los científicos temen que, si la corriente cambiara, ese agua podría verterse en el Océano Atlántico, ralentizando el efecto de la Corriente del Golfo, que es la que se encarga de suavizar la temperatura en todo el continente europeo.

Este cambio, aunque no sería lo suficientemente acusado como para provocar grandes daños personales, podría dañar aún más la maltrecha economía del viejo continente, debido a un aumento significativo del consumo de combustible para las calefacciones y, lo que es más grave, destrozando miles de cosechas y haciendo inútil el cultivo de muchos de los alimentos de los que ahora se nutre media Europa. Así pues, por el bien de todos, esperemos que al viento no le de por cambiar de dirección...

Fuente | Muy Interesante

0 comentarios:

Publicar un comentario