La espina dorsal de la ciencia

Tras varios años de investigación que en más de una ocasión parecieron quedarse en nada, un grupo de científicos de la Universidad de Florida liderado por el bioingeniero James Hickman han conseguido crear los primeros conectores neuromusculares artificiales, es decir, lograron crear por primera vez células de la médula espinal en un laboratorio mediante la utilización de células madre. 

Gracias a este hallazgo se podría curar a millones de personas minusválidas con la médula espinal rota, ya que con estas nuevas células se podrían regenerar las partes dañadas y volver a unir la médula para hacerla funcionar de nuevo. 

Pese a que la realización de estas terapias está aún bastante lejos de empezar a generalizarse (el primer paso es la obtención de las células, pero ahora hay que conseguir regenerar médulas espinales de pacientes reales) supone un nuevo logro para los experimentos con células madres, que independientemente de la polémica y la controversia que tienen detrás han demostrado ser uno de los mayores avances de la medicina moderna.

Fuente | A first lab creates cells used by brain to control muscle cells 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Olvida la lavadora y pásate al Sol

Nombre corto: persona de éxito

Lávate los dientes o morirás de cáncer