Esos gordos españoles que se mueren de hambre

Una de las cosas que más identifica a España en el resto del mundo y de la que más orgullosos podemos sentirnos es la famosa dieta mediterránea, famosa por ser una de las más saludables del mundo, y que nos ha permitido tener una de las esperanzas de vida más altas de todo el planeta.

Es por eso que deberíamos tomarnos muy en serio los resultados del último estudio de Dieta y Riesgo de Enfermedades Cardiovasculares en España (DRECE) que afirma que la tasa de obesidad de los españoles ha aumentado entre un 17% y un 21% en las últimas dos décadas, a pesar de que consumimos una media de 250 calorías menos al día.

Aunque es cierto que comemos peor que hace unos años, desde la agencia DRECE aseguran que los buenos hábitos alimentarios de los españoles siguen ahí, permitiéndonos mantener una de las tasas de mortalidad más bajas de toda Europa y otorgándonos una muy buena salud cardiovascular.

Así pues, la causa de la creciente obesidad en nuestro país parece estar concentrada en dos importantes puntos. El primero, como era de esperar, está en el excesivo sedentarismo de una población que cada año hace menos y menos ejercicio, algo vital para la salud (es imposible mantener un buen peso a base únicamente de dietas). La creciente consumición de zumos envasados, refrescos con altos contenidos de azúcar, el abuso de la bollería industrial y la comida rápida parecen ser los otros factores que están aumentando la obesidad en nuestro país.

Así que ya sabéis, olvidaros de ir a cenar todas las semanas al Mc´Donald, mejor os pasáis por casa de la abuela, que de seguro vuestro corazón os lo agradecerá.

Fuente | Muy Interesante

Comentarios

Entradas populares de este blog

Olvida la lavadora y pásate al Sol

Nombre corto: persona de éxito

Lávate los dientes o morirás de cáncer