El gen del cabrón

La mayoría de las personas suelen esforzarse por ser lo más buenas posibles. Compartir, ayudar y hacer felices a los demás están consideradas las mejores prácticas sociales que uno puede realizar. Sin embargo, científicos de la Universidad de Toronto (Canadá) han encontrado una peculiar relación entre los genes de las personas y lo bondadosas que son con los demás. 

Y es que parece que lo bueno que eres podría estar determinado por la variación genética de los repectores de oxitocina, una hormona relacionada con los patrones sexuales, la conducta maternal, el contacto y el orgasmo. Concretamente los individuos con el genotipo GG demostraron tener una mejor habilidad para las relaciones sociales en general y se mostraron más solidarios y comprensivos con el resto de los compañeros.

Este estudio podría confirmar los resultados de el experimento anterior de Martin Reuter, quién descubrió que la ausencia de ciertas mutaciones genéticas en el organismo daban como resultado un aumento del altruismo en las personas. Las personas sin este gen solían ser más solidarias, donaban más dinero y solían ayudar a menudo en asociaciones benéficas.

Eso sí, no os penséis que esto os vale como escusa para ser todo lo malo que queréis, pues por mucho que los genes puedan predisponerte a ser mejor o peor persona, la última palabra siempre la tienes tú.

Fuente | Vagos

0 comentarios:

Publicar un comentario