El cerebro gris de los videojuegos

Pese a que la sociedad se empeña en decir lo contrario (y no se muy bien por qué razón) lo cierto es que hay multitud de estudios que demuestran lo beneficioso que resulta jugar habitualmente a los videojuegos. Sin embargo, estos estudios solían basarse en datos psicológicos o de comportamiento. Ahora, un experimento publicado en la revista Translational Psychiatry demuestra que los videojuegos influyen de manera decisiva en la estructura cerebral de los jugadores.

El estudio, realizado con más de 150 jóvenes de 14 años demuestra un aumento importante de la cantidad de materia gris en los cerebros de los sujetos que jugaban habitualmente con videojuegos. Además, la cantidad de materia gris aumentaba a medida que las horas de juego de los chavales aumentaban también.

Esto corroboraría desde un punto más técnico los experimentos que afirmaban que los videojuegos fomentaban la concentración, la destreza visual y manual, aumentaba los reflejos y proporcionaba una facilidad adicional para la comprensión de las cosas y para el empleo de la imaginación. No obstante, el aumento de la zona del cerebro que fabrica la dopamina (sustancia que se emplea para dar placer al cuerpo cuando realizamos ciertas acciones como jugar, reír, etc.) también explicaría por qué cada vez hay más personas adictas a este tipo de entretenimiento.

En definitiva, y siempre con control, los videojuegos vuelven a demostrar que son una gran forma de diversión y además muy beneficiosa para la salud. Y si se trata de juegos de baile o en los que hay que moverse mejor aún.

Fuente | La Razón

Comentarios

Entradas populares de este blog

Olvida la lavadora y pásate al Sol

Nombre corto: persona de éxito

Lávate los dientes o morirás de cáncer