¡Los malvados científicos que quieren robar la energía del Sol!

En la Tierra, desde que se inventó la máquina de vapor, hemos tenido un serio problema con la energía. En un principio utilizamos carbón y petróleo, muy contaminante y que en poco tiempo ha visto sus reservas tan menguadas que nos ha obligado a buscar una alternativa viable. Aparecieron así las energías renovables, fuentes inagotables que además estaban comprometidas con el medio ambiente (ya que cambias algo, pues cámbialo bien). Sin embargo, la energía solar, eólica, etc. no acaba de generar una cantidad suficiente como para abastecer a todo el mundo: apareció así la energía nuclear. 

Ya explicamos cómo funcionaba una planta nuclear para intentar hacer entender el problema en Fukushima, y que los residuos producidos son altamente contaminantes para periodos de cientos o incluso miles de años. A favor estaba la gran energía que se producía (con un gramo de uranio se obtenía el equivalente a casi una tonelada de carbón). Sin embargo, los últimos acontecimientos han demostrado lo peligrosas que son estas centrales, y por eso se ha visto necesario encontrar una solución.

La energía de fusión consiste en el proceso inverso al que se produce en la energía nuclear de fisión. En vez de separar dos átomos en uno, en la energía de fusión se combinan dos átomos de hidrógeno para formar uno de helio. Así pues, esta energia, que es la producida en el Sol, apenas genera residuos mientras que obtiene una energía aún mayor que la energía nuclear. El único problema es que es necesario calentar el hidrógeno a tanta temperatura que el gas pasa a convertirse en plasma, un estado de la materia parecido al magma volcánico y que derrite cualquier cosa que entre en contacto con él. Parecía un callejón sin salida, pero no lo es. 

Ahora, el proyecto internacional ITER ha terminado por fin el primer reactor esperimental de energía de fusión, que parece poder funcionar y que en sus pruebas a multiplicado por 10 la energía que se le suministra. (para que os hagáis una idea, este reactor a generado con un gramo de hidrógeno el equivalente a ocho toneladas de petróleo). Así pues, según los responsables del proyecto, en el año 2050 podríamos ver funcionando la primera planta nuclear de fusión, y en pocos años el ser humano dejaría de depender del resto de energías que en la actualidad utiliza. 

Así que ya sabéis, apuntad en vuestro calendario el 2050, porque será el inicio de una nueva era para el ser humano.

Fuente | rtve
Más información | Informe Semanal

0 comentarios:

Publicar un comentario