¡El síndrome de la cabeza explosiva!

Corría el año 1988 cuando un reportaje en la prestigiosa revista The Lancet hablaba sobre una extraña enfermedad, a la que los investigadores le habían dado el nombre de el Síndrome de la Cabeza Explosiva.

En aquel artículo, JM Pearse describía la enfermedad como el momento en el que el individuo sentía un sonido extremadamente fuerte, similar al que hace una bomba al explotar o una pistola al disparar. Lo peculiar de todo esto, sin embargo, es que se trataba de un sonido ficcitico: solo está en la imaginación de quien lo sufre. A pesar de ser notablemente molesto (si ya nos molesta la obra de enfrente de casa imagínate tener el sonido en tu propio cerebro) la explosión casi nunca va acompañada de dolor, por lo que se considera un fenómeno totalmente inofensivo. El ruido puede ir acompañado también de un fogonazo de luz y suele producirse cuando se intenta conciliar el sueño y es más frecuente en mujeres y mayores de 50 años. 

¿El origen de esta dolencia? Pues no está demasiado claro. Algunos científicos lo relacionan con el estrés o la fatiga extrema, otros sugieren que se trata del resultado de un movimiento repentino de algún componente del oído medio y otros lo achacan a un problema en el lóbulo temporal. En ocasiones ha aparecido asociado a la migraña y a trastornos del sueño.

Así que ya sabéis, si algún día escucháis un ruido ensordecedor que no ha oído nadie más que vosotros, no hay que preocuparse, bueno, al menos no mucho...

Fuente | Muy Interesante

0 comentarios:

Publicar un comentario