Cuando los científicos estudiaron el ARN y la liaron parda

"Sucedió algo divertido de camino al ribosoma". Así comienza el último gran hallazgo publicado en la revista Science y que ha hecho saltar las alarmas de los escépticos, provocando que se realicen miles de comprobaciones en busca de un error en el estudio. Pero primero, veamos que dice el artículo:

El ARN es el intermediario molecular que transporta información del ADN a su maquinaria de fabricación de proteínas (los ribosomas). De manera sencilla, podemos decir que la información contenida en el ADN se copia al ARN y después va al ribosoma donde transfiere su información para funcionar. Sin embargo, el nuevo estudio afirma que el ARN se ve rutinaria y sistemáticamente alterado por un mecanismo desconocido antes de que se puedan leer sus instrucciones genéticas.

Esto significa que la información que llega al ribosoma no es la misma que la que tiene el ADN original, pues, tras convertirse en ARN sufre un proceso de "edición" en el que se reemplazan algunas letras aisladas, lo que provoca un cambio en las proteínas resultantes. De ser cierto, esto permitiría a las células obtener una variedad de proteínas inmensamente mayor de las que se creía actualmente, toda una explosión de diversidad en forma de proteínas (se calcula que cada persona tendría unos 1065 desajustes)

Sin embargo, esto destrozaría el dogma principal de la biología molecular, ya que si el ARN es modificado, toda la estructura de las células y de como funcionan se vería seriamente en duda, lo que obligaría a crear nuevos modelos y nuevos patrones de funcionamiento para explicar estos desajustes. Por ello, muchos científicos no han aceptado este descubrimiento, y cientos de organismos están revisando y replicándolo para intentar encontrar un error en el método que explicara este gran desajuste en el ARN...

En resumidas cuentas, nos encontramos en un momento totalmente socrático: "Solo sabemos que no sabemos nada..."

0 comentarios:

Publicar un comentario