Una nueva reacción de la antimateria consigue explicar el origen del Big Bang

Muchas veces hemos hablado aquí del LHC, el Acelerador de Partículas situado en Ginebra que puede presumir de ser el experimento más grande y caro de la historia de la humanidad y que no deja de hacer descubrimientos imposibles de no ser por este gigantesco experimento.

Ahora, los científicos que trabajan en el CERN han observado una reacción nunca antes vista entre la materia y la antimateria, que podría explicar casi con toda seguridad el origen del Big Bang y del universo en general, y no solo eso, sino que también nos diría qué había antes de que este se produjera.

El trabajo ha sido publicado en la renombrada revista Physics Letters B, y se basa en la desintegración de un mesón B, una extraña y esquiva partícula que se produjo tras el Big Bang y que ahora solo puede reproducirse en laboratorios. Esta partícula, de un tamaño mucho menor al de un átomo y con un periodo de vida de una trillonésima parte de un segundo, está compuesta por materia y antimateria a partes iguales generando un débil equilibrio (recordemos que la materia y la antimateria se aniquilan entre sí).

Según el experimento, en su origen el universo estaría en un equilibrio entre materia y antimateria, que se vería alterado por el proceso de creación de nuevas partículas de materia y antimateria por el mesón B, que habría generado una mayor cantidad de materia que habría aniquilado la antimateria y habría producido el Big Bang, consecuencia de planetas, estrellas y del universo en su totalidad.

Fuente | Público

0 comentarios:

Publicar un comentario