¿Por qué se nos eriza el vello cuando nos emocionamos?

Enrojecimiento de las mejillas, un escalofrío que te recorre todo el cuerpo, y de repente se te ponen los pelos de punta. Seguro que muchos habéis tenido una sensación similar a la que os describo cuando habéis visto a alguien que os gusta, habéis escuchado una canción que os encanta o en definitiva en cualquier situación emocionante. Sin embargo, se presenta una más que interesante duda. ¿Por qué se nos eriza el vello cuando nos emocionamos?

La función que tiene el vello es la de regular la temperatura del cuerpo. Cuando este se pone de punta, crea una especie de "barrera" que retiene el calor del cuerpo para mantenerlo a una temperatura estable. Esta es la razón de que se nos ericen los pelos cuando tenemos frío. ¿Pero entonces que ocurre en nuestro cuerpo cuando nos emocionamos? Evidentemente no perdemos la temperatura, sino que se produce un complejo proceso en nuestro sistema que activa muy diversas funciones del cuerpo.

El erizamiento del vello está controlado por la acción vasoconstrictora de nuestros capilares. Esto ocurre también en muchos mamíferos (los gatos por ejemplo, se erizan muchísimo cuando se sienten en peligro) y nosotros nos somos menos. En nuestro caso, el hecho de que se nos erice el vello es el mismo por el que nos ponemos colorados cuando nos emocionamos o sentimos vergüenza. Cuando se produce una situación emocionante, el cerebro segrega endorfinas que mandan al cuerpo agudizar los sentidos y aumentar el flujo sanguíneo, lo que provoca distintas reacciones en cadena como un cosquilleo que recorre todo el cuerpo, el enrojecimiento de algunas zonas de la piel y por último, el erizamiento del vello.

0 comentarios:

Publicar un comentario