¡Cuidado gordito! La obesidad es contagiosa

Un nuevo estudio publicado en la revista The New England Journal of Medicine ha demostrado en un análisis realizado a un grupo de 12.000 sujetos entre los años 1971 y 2003 que la obesidad es una enfermedad contagiosa.


Concretamente, el riesgo que tiene una persona de sufrir obesidad aumenta casi un 60% si algún amigo se vuelve obeso o ya lo es. El riesgo aumenta aún más si la amistad es entre personas del mismo sexo, y disminuye exponencialmente según la confianza que se tenga con la persona obesa. Por ejemplo, no hay apenas riesgo si las personas son simplemente vecinos o compañeros de trabajo, pero si son amigos íntimos el riesgo es máximo. Este hecho descarta la hipótesis de que se trate de un factor ambiental, dejando la posible explicación en algún proceso mental o psicológico.

Un descubrimiento a priori inútil, que no obstante, combinado con las terapias de grupo para perder peso podría ayudar (consiguiendo el efecto contrario) a que desaparezcan los problemas de obesidad en millones de personas, algo muy importante dado que la obesidad es posiblemente el problema de salud más grave de los países desarrollados.

Fuente | El Mundo

0 comentarios:

Publicar un comentario