El dragón de Komodo: animales sobrenaturales (II)

Si el ligre os pareció un animal imponente, con este vais a alucinar. El dragón de komodo o Varanus komodoensis está considerado como el último dinosaurio sobre la faz de la tierra, y es un lagarto gigantesco que puede llegar a medir más de tres metros y pesar unos 70kg, lo que les convierte en unos superdepredadores, líderes del ecosistema en el que viven.

Y son tan monstruosos como parecen. Su saliva es muy venenosa debido a que contiene una gran cantidad de bacterias, y puede pudrir la carne en unas pocas horas, lo que hace que cualquier mordisco de este animal sea mortal. Su modo de cazar se basa en atacar al grupo de presas y morder a tantas como sea posible, para esperar a que mueran por la infección y devorarlas tranquilamente más tarde. Además, son unos de los pocos animales capaces de comer carne completamente podrida. Estos dinosaurios comen casi cualquier cosa, de hecho, las crías de dragón de komodo viven en los árboles porque si algún ejemplar adulto las encuentra se las comerá sin piedad, incluso su propia madre. 

Otras curiosidades de este animal son por ejemplo que es uno de los pocos reptiles que practica la monogamia, o el hecho de que los machos de dragón de komodo tienen dos penes. 

Así que ya sabéis, si os cruzáis alguna vez con este dinosaurio que lleva casi cuatro millones de años poblando la tierra, da igual si corréis o si os quedáis quietos, porque seguro que os encuentra y os devora... 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Olvida la lavadora y pásate al Sol

Nombre corto: persona de éxito

Lávate los dientes o morirás de cáncer