Homosexualidad: Una visión más científica de la vida (I)

A pesar de que la homosexualidad está ya aceptada por un sector muy importante de la población, otro sector igual o más grande incluso sigue rechazando totalmente este tipo de conducta sexual, ya sea por su religión, su ética o simplemente porque piensan que el amor entre personas del mismo sexo es antinatural. Hoy, en el Refugio 109, vamos a intentar dar la visión más científica de la homosexualidad.

¿Es de verdad la homosexualidad antinatural? Echando un vistazo a la naturaleza, descubrimos que en más de 1500 especies que van desde primates hasta parásitos intestinales, las prácticas homosexuales y bisexuales son algo completamente normal. Así pues, ateniéndonos a la naturaleza, la homosexualidad es perfectamente natural. De hecho, en la antigua Grecia, la mayoría de la población practicaba la homosexualidad y no existía ninguna polémica en la sociedad, pues esta tiene su origen en la llegada del cristianismo.

¿Ser gay se elige? La primera vez que escuché esta pregunta casi me desmayo, pero parece que mucha gente sigue pensando que una persona homosexual lo es porque ella lo ha elegido así. Sin embargo, los científicos han conseguido demostrar que la homosexualidad es genética y hereditaria,  es decir, que una persona gay lo es de nacimiento, no lo elige.

¿Es una enfermedad? No se sabe si es un gen u otro tipo de factor genético el que provoca la homosexualidad, pero lo cierto es que es hereditaria, como el que hereda el pelo moreno de su padre, los ojos azules de su madre, etc. Aquí, decidir si la homosexualidad es una enfermedad o no se vuelve un poco complicado:

Al ser genético, la homosexualidad se puede considerar como un carácter más (rubio, bajo, delgado, etc.) o como una enfermedad hereditaria (salvando las distancias, algo así como un cáncer o una fibrosis quistica). Sin embargo, para que algo se considere una enfermedad, tiene que suponer una desventaja para el individuo, un daño, y en este caso la homosexualidad no tiene implícita ninguna desventaja en la persona que lo es.

Por último, cabe destacar que los últimos descubrimientos científicos han revelado que el cerebro de homosexuales de ambos sexos tiene más similitudes con el sexo opuesto que una persona normal, lo que en cierta medida explica la acusada feminidad de los homosexuales y la masculinidad de las lesbianas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Olvida la lavadora y pásate al Sol

Nombre corto: persona de éxito

Lávate los dientes o morirás de cáncer