Aborto: Una visión más científica de la vida (II)

Este es uno de los temas más escabrosos que actualmente están o han estado de polémica en nuestra sociedad. Existen multitud de temas que debatir: si es lícito o no, la barrera del tiempo que ha de establecerse, la edad de la madre para decidir por si sola...

Desde el Refugio 109 no vamos a dar una respuesta estricta a todas y cada una de estas preguntas (lo cual seguramente es imposible), pero vamos a ahondar en la ciencia para intentar que más tarde cada uno de vosotros saquéis vuestra propia conclusión.

Desde el punto de vista de la ciencia, hay abortos todos los días. No solo abortos provocados e intencionados, sino que al día se producen una infinidad de abortos naturales que por una u otra razón no han podido dar lugar a un bebé. Además, muchos cigotos desaparecen antes incluso de poder agarrarse a las paredes del útero, con lo que esa "posible vida" tampoco llegará nunca a formar un bebé. La pregunta es, si la naturaleza provoca abortos por no considerarlos viables ante gran cantidad de situaciones (estrés, enfermedad, etc.), ¿está justificado que nosotros hagamos lo mismo?

Otra de las cuestiones más escabrosas está en establecer el correcto límite del aborto, es decir, cuanto tiempo tiene que estar una célula desarrollándose en el útero de una mujer para poder considerarla una persona. El ideal cristiano considera que en el momento de la concepción, pues es en este momento donde, según la religión, la nueva criatura recibe su alma. Pero la ciencia no se basa en conceptos erróneos de la fe, y busca una frontera real. De hecho, un cigoto es tan endeble, que no tiene más potencial de convertirse en un bebé que un óvulo o un espermatozoide, así que la idea de que tras la concepción la nueva célula es un bebé, queda descartada. Sin embargo, la biología no es capaz de dar un tiempo exacto para esto, pues de hecho un individuo seguirá desarrollándose durante la infancia, así que no estará formado completamente hasta años después de haber sido gestado...

Sin duda, hay muchas conclusiones que se pueden sacar de todo esto, pero quiero terminar con una frase de Richard Dawkins, en su libro El Espejismo de Dios:
¿Sufre un embrión? (presumiblemente no si es abortado antes de que posea un sistema nervioso; y si hasta posee un sistema nervioso, con toda seguridad sufrirá menos que, digamos, una vaca adulta en un matadero). ¿Sufre una mujer embarazada; o su familia, si ella no tiene un aborto? Muy probablemente sí; y, en cualquier caso, debido a que el embrión carece de un sistema nervioso, ¿no debería el bien desarrollado sistema nervioso de la madre tener derecho a decidir?

0 comentarios:

Publicar un comentario