Rezar es inútil, meditar no

Aunque pueda parecerlo, este texto no se va a convertir en la eterna disputa entre ciencia y religión (batalla que todo sea dicho, tenemos más que ganada) sino en un profundo estudio acerca de la meditación.

Y es que la introspección profunda y calculada parece tener unos claros efectos sobre el cerebro de las personas que practican este tipo de técnicas de manera habitual. Estos individuos son capaces de "apagar" con facilidad las zonas del causantes de las divagaciones o de soñar despierto, consiguiendo un mayor grado de concentración que el de las personas normales, e incluso se ha demostrado en un reciente estudio realizado por la Universidad de Yale que la meditación puede ayudar a la cura del autismo y la esquizofrenia.

Y no solo eso, ya que también se ha comprobado que la gente que medita con regularidad suele ser más feliz de lo que son las personas que no lo hacen, además de que puede ayudar decisivamente a dejar de fumar, ayudar en la recuperación de los enfermos de cáncer e incluso hacer desaparecer para siempre la psoriasis

Una prueba más del espectacular poder de nuestra mente y de lo que es capaz de hacer cuando empezamos a rozar su control y comprensión. No se vosotros, pero yo voy ahora mismo a una librería a comprarme el mejor libro que encuentre sobre meditación.

Fuente | Proccedings

0 comentarios:

Publicar un comentario