El agua de los embalses podría estar cambiando la rotación de la Tierra

Al menos eso es lo que dice el geofísico de la NASA Benjamin Fong Chao. Los embalses de todo el mundo construidos en los últimos 40 años contiene aproximadamente unos 10.000 kilómetros cúbicos de agua, los cuales pesan la friolera de 10 billones de toneladas (para que os hagáis una idea, es el equivalente a todo el agua que hay en la atmósfera terrestre).

Parece que esa cantidad ingente de agua esta aumentando la velocidad con la que la Tierra gira sobre si misma, reduciendo así la duración de los días. Sin embargo lo hace en una cantidad muy pequeña, solo 0.2 millonésimas de segundo cada día desde hace 40 años. Además, el hecho de que la atracción de la Luna esté reduciendo la velocidad de giro de la Tierra, equilibra un poco las cosas.

Además, la creación de los embalses también habría reducido significativamente el aumento del nivel del mar de la Tierra, algo que nos viene bastante bien, teniendo en cuenta que el nivel del mar en los últimos años está aumentando vertiginosamente debido al deshielo de los polos por culpa del cambio climático.

No dejan de ser datos anecdóticos (al menos para la gente de a píe), pero es una muestra más de que el ser humano debe ser más cuidadoso con sus actos, ya que pueden acarrear serios cambios en el planeta que podrían causar problemas con una muy difícil solución...

0 comentarios:

Publicar un comentario